El blog de Secada Marketing

¿Te interesa el marketing y la comunicación? Suscríbete para recibir en tu email los contenidos del blog y exclusivos antes que nadie.

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Mikel Secada como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos es ofrecerte información sobre marketing digital, así como vender  y promocionar productos y/o servicios profesionales relacionados. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

¿Vas a cambiar de página web? Esto tienes que tener en cuenta

Si estás pensando en cambiar tu página web hay aspectos fundamentales que tienes que tener en cuenta. En este post te vamos a dar una lista con aspectos a cuidar.

El primero de los puntos a tener en cuenta es el objetivo de la página web. ¿Qué quieres conseguir con tu web? ¿Para qué te sirve? ¿Qué información va a haber? Son tres preguntas fundamentales que te tienes que hacer antes de empezar con la web.

El siguiente paso será hacer el diseño y la estructura de la web (si es el papel mejor). Por ejemplo, desde el punto de vista del sitemap los servicios unitarios son páginas de segundo nivel (servicios/servicio1) o son página de primer nivel (/servicios; /redes-sociales). Y así un largo etcétera.

Una vez definido el objetivo de la página web, es la elección del CMS. El CMS proviene de las palabras inglesas “Content Manager System”, sistema de gestión de información.

En el mercado existen numerosos CMS específicos para cada uso de la web:

  • Blog y web corporativas: WordPress (WP)
  • E-commerce: WooCommerce (WP), Magento, Shopify…
  • Educación: Moodle…

Relacionado con lo anterior, es saber si la web va a ser dinámica o estática. Las webs estáticas son las paginas corporativas que no modifican casi nunca; mientras que, las dinámicas son las páginas del blog o de productos de la tienda online.

Hoy en día, donde el tráfico móvil supera en términos generales al escritorio, tu nueva página web tendrá que ser de tipo responsive, que se adapta a cada pantalla, o con una versión específica para el móvil. También es más que recomendable implementar la tecnología AMP desarrollada por Google para la carga rápida de páginas.

Últimos consejos

La velocidad de carga de la web viene determinada por el hosting. Es muy importante elegir un buen proveedor y escoger el plan que mejor se adapte a tus características.

Desde hace unos años te habrás fijado que (casi) todas las páginas web tienen “https”, es decir, un certificado de seguridad para encriptar la conexión. Hoy en día es un estándar recomendado por Google. Existen diferentes tipos de certificados desde uno gratuito a planes de pago.

Si tu web va a ser una tienda online o vas a pedir datos sensibles la instalación es obligatorio. En el caso de las empresas de servicios, yo personalmente siempre lo recomiendo, aunque no es tan necesario.

Por último, facilita la forma de contacto contigo. Además del formulario de contacto, añade tu email y enlaces a las redes sociales para facilitar la tarea al cliente. También podrás poner un botón de Whatsapp (como el de esta web) o un live chat para que contacten contigo al momento.

Únete a la comunidad y entérate de los últimos artículos del blog en el email

SUBSCRÍBETE AL NEWSLETTER DEL MARKETING

SECADA MARKETING

Ir arriba